Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda

Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda
Pídelo al 01 81 2115 0135

950. Cultura de Mediación: Resolución de Conflictos para una Cultura de Paz

Mediación Monterrey: Opinión
Cultura de Mediación: Resolución de Conflictos para una Cultura de Paz
José Benito Pérez Sauceda
Jesús Elizondo González

“Estructuras políticas, educativas, económicas, jurídicas pueden promover conductas enraizadas tanto en la fortaleza del individuo como en su empatía por los demás, esto puede conducir a la transformación del mundo social - desde un escenario lucha adversarial hacia uno de colaboración en el establecimiento de lazos comunes y la búsqueda de un mejoramiento mutuo-.”
-Folger y Bush.1

Introducción
En la búsqueda de un mundo basado en una Paz Positiva, entendida como la convivencia o coexistencia humana, con ausencia de violencia estructural y cultural, es primordial la promoción de una concepción más creativa para afrontar el conflicto, donde se tome muy en cuenta lo más importante para toda persona, sin importar el rol que desempeñe: el cuidado de las relaciones interpersonales.
Al entender que la Paz se construye en el quehacer cotidiano, es fundamental implicar a la comunidad internacional a su mantenimiento 2, práctica 3 y acción constructiva 4 desde la más determinante de las políticas públicas, hasta el actuar diario de todo ciudadano.5
Tomando en cuenta que el conflicto (interpretado como: la intolerancia con presencia de violencia) es algo natural y propio a la vida humana, la Mediación significa asentar su solución en la Paz y el consenso armónico, y comprende la transformación de la fractura de la relación, en un hecho más de convivencia.6
El propósito para el desarrollo de una Cultura de la Mediación y los Principios y Valores que la rigen, es la construcción, progreso y mantenimiento de una sociedad más justa y de una Cultura de Paz que la perpetúe en la bonanza.
Mediación y Resolución de Conflictos
El movimiento denominado “Resolución de Conflictos” nace, en los Estados Unidos, a mediados del siglo pasado, bajo la influencia de movimientos ciudadanos a favor de los Derechos Civiles, hecho que llevó a sectores de la sociedad a cuestionar seriamente y sobretodo filosóficamente, los métodos punitivos de tratamiento de conflictos y a fomentar la participación ciudadana; por ello, en algunos países también se les llama “métodos participativos de solución de controversias”. Esta corriente de pensamiento también fue llamado de “Diplomacia Ciudadana” o “Alternative Dispute Resolution (ADR).” 7
La Resolución de Conflictos puede definirse como el espacio interdisciplinario que se basa en el conocimiento del génesis de los conflictos, auxiliados a través de la utilización de técnicas, herramientas, tácticas, estrategias y sistemas, procesos o métodos de gestión positiva.8 En nuestro país, los conocemos con diferentes nombres, como Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos (MASC) o Justicia Alternativa.
Los MASC se basan en herramientas con un enfoque más positivo del conflicto, en contraposición de los métodos jurisdiccionales. Son métodos más democráticos, ya que son los mismos ciudadanos quienes los construyen y concluyen con la ayuda de un facilitador. Su funcionamiento enaltece la libertad y la igualdad ente los individuos, ya que conciben y tratan las controversias con una visión constructiva, lo que contribuye realmente a la pacificación social.
De entre dichos métodos destaca de gran manera la Mediación, que es la facilitación de un pacificador profesional, al que se llama El Mediador, quien fomentará el diálogo entre los justiciables o Mediables, para que puedan tomar ellos mismos el control del conflicto y consigan llegar a un consenso que satisfaga sus necesidades. Este es un método de resolución de conflictos no adversarial; es decir, en él no existe una “litis”, por tanto, las partes no se confrontan con el objetivo de lograr un vencedor y un vencido, sino que se comprometen en un procedimiento colaborativo para tratar de encontrar un justo medio de armonía con resultados de Ganar-Ganar.
La Mediación fomenta la reducción de la intervención del Estado al mínimo posible, generando grandes ahorros de varios tipos, lo que alienta la participación y el involucramiento de los ciudadanos.9
Cultura de Mediación
La Cultura10 de Mediación y de resolución pacífica de conflictos, es un conjunto de actitudes, conductas, valores y normas que determinan una manera de pensar, de hacer y de actuar en las relaciones que se establecen en la base de las instituciones sociales que priorizan el diálogo, la concordia, la inteligencia emocional, la cooperación y la empatía entre las partes con el objetivo de encontrar respuestas armónicas para todos los involucrados en un conflicto.
El fomento de la Cultura de Mediación y de la Resolución Pacífica de Conflictos significa sentar los cimientos para que el ser humano vaya aprendiendo nuevas formas de vida pacíficas, pero al mismo tiempo, críticas no pasivas, armónicas pero no conformistas, comprometidas con la defensa de los Derechos Humanos,11 pero abierta al cambio, sensibles más no débiles, no dependientes, ni indiferentes.12
La Cultura de Mediación construye nexos de Paz, que implican la defensa activa de los derechos inalienables de todos los seres humanos.13 Es un elemento inherente y congénito de la Cultura de la Paz, ya que fomenta y construye los espacios para que surjan con naturalidad sentimientos y competencias de cohesión sana de todos los individuos. Esta Cultura tiene como finalidad la transformación social, transformando a cada individuo que acude al proceso de Mediación, lo cual traería como consecuencia La Paz duradera sustentable.14
Algunos de los Principios fundamentales sobre los que descansa una Cultura de Mediación son:15 a) Humildad de admitir que a veces se necesita ayuda externa para poder solucionar primero las propias dificultades y luego las que se tienen con los demás; b) Responsabilidad de las elecciones propias y de sus consecuencias; c) Búsqueda y encuentro de nuestras prioridades más importantes de acuerdo a nuestra Misión, reflejadas en deseos, necesidades y Valores. Respeto por uno mismo y por nuestro deber; d) Comprensión de los deseos, necesidades y Valores del otro. Respeto por los demás; f) Privacidad en los momentos difíciles, para realizar la introspección, luego a la reflexión que nos lleve al diagnóstico acertado, de las causas que generaron el conflicto; g) Reconocimiento de los momentos de crisis y de los conflictos como algo propio a toda persona; h) Comprensión del sentimiento que los conflictos mal entendidos; i) Creencia en las propias posibilidades de resolver y en las capacidades del otro; j) Potenciación de la creatividad sobre un base de realidad objetiva; k) Capacidad para aprender de los momentos críticos. Saber que avanzar en la solución del conflicto, no siempre es a través de un camino llano.
Conclusión
Una Cultura de Mediación en la sociedad mexicana es la vía más ancha para conducir a una sociedad hacia el progreso sostenido, promovería la participación ciudadana, el diálogo, la responsabilidad de las partes, desahogaría la carga de trabajo en los tribunales generando grandes ahorros financieros y de horas de trabajo, desarrollaría competencias en resolución de conflictos en los ciudadanos, aprendiendo así, que el conflicto, puede y debe ser una herramienta para la maduración de las relaciones sociales y de la comunidad misma y es un semblante más de la Cultura de Paz que nuestro país tanto necesita.
Es el momento ideal para establecer las bases de ella en la mente colectiva, desde niños hasta ancianos, y de no hacerlo, la cultura de la violencia, de la confrontación, del silencio, seguirá ascendiendo, así como los índices de inseguridad, de maltrato, de conflictos negativos, hasta llegar a un estado en que se pueda perder por completo el orden establecido. No existiendo presupuesto, personal, juzgados o armamento que le den solución en los 3 plazos.
La Cultura de Mediación se vuelve una salida eficaz, lógica, de bajo costo, positiva y posible ante el escenario de apatía, desesperanza y encono en que hoy nos encontramos, justamente por no aplicar los Principios que gobiernan a la Mediación.
Bibliografía
• Aguilera Portales, Rafael Enrique. Teoría Política y Jurídica. Problemas actuales. Ed. Porrúa. México. 2008
• Boqué Torremorell, Maria Carme. Cultura de Mediación y Cambio Social. Ed. Gedisa. Barcelona. 2003.
• Farré Salvá, Sergi. Gestión de Conflictos: Taller de Mediación. Un enfoque socioafectivo. Ed. Ariel. España. 2004
• Flores Salazar, Armando, et. al. Apreciación de las Artes. Ed Patria. 2000.
• Folger, Joseph y Bush, Robert Baruch. “La mediación transformativa y la intervención de terceros: los sellos distintivos de un profesional transformador”. En Fried y Schnitman (comp.). Nuevos paradigmas en la resolución de conflictos. Perspectivas y prácticas. Ed. Granica. Buenos Aires. 2000.
• Galtung, Johan. Tras la Violenica 3r: Reconstrucción, reconciliación, resolución. Afrontando los efectos visibles e invisibles de la guerra y la violencia. Ed. Gernika Gogoratuz. Bilbao. 1998.
• García Ramírez, Sergio. La Reforma Constitucional (2007.2008): ¿Democracia o autoritarismo?. Ed. Porrúa 2008
• Gottheil. “La Mediación y la salud del tejido social”. Gottheil y Schiffrin (Comps.). Mediación una transformación de la Cultura. Ed. Paídos. Buenos Aires. 1996
• Munné, Maria y Mac-Cragh, Pilar. Los 10 Principios de la Cultura de Mediación. Ed Graó. Barcelona. 2006. p. 83-84.
• Viñas Cirera, Jesús. Conflictos en los centros educativos. Cultura organizativa y Mediación para la Convivencia. Ed. Graó. Barcelon. 2008.
• Zaragoza Huerta, José (et. al.). Los Derechos Humanos en la Sociedad Contemporánea. 2da. ed. Ed. La&Go. México. 2000.
Citas
1. Folger, Joseph y Bush, Robert Baruch. “La mediación transformativa y la intervención de terceros: los sellos distintivos de un profesional transformador”. En Fried y Schnitman (comp.). Nuevos paradigmas en la resolución de conflictos. Perspectivas y prácticas. Ed. Granica. Buenos Aires. 2000. p. 17-40.
2. Peacekeeping.
3. Peacemaking.
4. Peacebuilding.
5. Boqué Torremorell, Maria Carme. Cultura de Mediación y Cambio Social. Ed. Gedisa. Barcelona. 2003. p. 48.
Gottheil. “La Mediación y la salud del tejido social”. Gottheil y Schiffrin (Comps.). Mediación una transformación de la Cultura. Ed. Paídos. Buenos Aires. 1996. p. 215-225
6. Idem.
7. Farré Salvá, Sergi. Gestión de Conflictos: Taller de Mediación. Un enfoque socioafectivo. Ed. Ariel. España. 2004. p. 52.
8. García Ramírez, Sergio. La Reforma Constitucional (2007.2008): ¿Democracia o autoritarismo? Ed. Porrúa 2008. p. 85.
9. La Cultura es concebida como un todo, son costumbres, valores, vivencias y expresiones del ser humano en la época y las circunstancias en las que se encuentra. V. Flores Salazar, Armando, et. al. Apreciación de las Artes. Ed Patria. 2000. p. 3-7.
10. Viñas Cirera, Jesús. Conflictos en los centros educativos. Cultura organizativa y Mediación para la Convivencia. Ed. Graó. Barcelona. 2008. p. 14.
11. V. Zaragoza Huerta, José (et.al.). Los Derechos Humanos en la Sociedad Contemporánea. 2da. ed. Ed. La&Go. México. 2007, y V. Aguilera Portales, Rafael Enrique. Teoría Política y Jurídica. Problemas actuales. Ed. Porrúa. México. 2008.
12. Boqué Torremorell, Maria Carme. Op. Cit. p. 48.
13. Ídem.
14. Munné, Maria y Mac-Cragh, Pilar. Los 10 Principios de la Cultura de Mediación. Ed Graó. Barcelona. 2006. p. 83-84.
15. Ídem. p. 85.
José Benito Pérez Sauceda. Doctor en Derecho. Maestro en Ciencias con especialidad en Métodos Alternos de Solución de Controversias y Licenciado en Derecho y Ciencias Sociales por la Facultad de Derecho y Criminología de la UANL. Coordinador-fundador del Comité de Fomento e Investigación de la Cultura de Mediación del Colegio de Mediadores de Nuevo León. Actualmente Catedrático de la Facultad de Derecho y Criminología y de la Facultad de Ciencias Químicas de la UANL en MASC, también se ha desempañado como Profesor de Negociación en la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la misma institución educativa. Autor de diversos artículos jurídico-científicos. Creador e impartidor de cursos y diplomados en Negociación, Mediación y Cultura de Paz. Conferencista a nivel nacional e internacional sobre MASC y Cultura de Paz. Mediador privado afiliado al Centro de Mediación Privado S.A de C.V. Creador-Coordinador de los sitios: “Mediación Monterrey” y "Cultura de Paz y No Violencia Monterrey".
http://josebenitoperezsauceda.blogspot.com/, josebenitoperezsauceda@hotmail.com
Jesús Elizondo González. Presidente fundador del Centro de Mediación Privado, S.A. de C.V; Maestro en Alta Dirección de Empresas del IPADE; LAE del ITESM; Mediador Certificado por el Poder Judicial en el estado de Nuevo León; Capacitado en Mediación profesional en Buenos Aires, Argentina, Cd. de México, D.F., Sacramento, California, Minneapolis, Minnesota, Certificación en Soluciones de Alto Rendimiento al Conflicto, en el EGADE; Catedrático de la Universidad Regiomontana en la materia: “Negociación”; Conferencista en materia de Mediación profesional y Negociación. Ex Presidente del Colegio de Mediadores de Nuevo León, A.C. (2007-2011). Mediador privado profesional desde 2002. http://centrodemediacionprivado.blogspot.com/, centro.de.mediacion@hotmail.com  
Jesús Elizondo González y José Benito Pérez Sauceda escriben también en Cultura de Paz y No Violencia Monterrey
Publicar un comentario

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey. Por una regia y pacífica solución. Creador/Coordinador: José Benito Pérez Sauceda. Mediación Monterrey desde 2008.

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda
Métodos Alternos de Solución de Conflictos: Justicia Alternativa y Restaurativa para una Cultura de Paz por José Benito Pérez Sauceda