Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda

Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda
Pídelo al 01 81 2115 0135

944. Negociación, mecanismo para articular decisiones favorables

Un Mediador desde los medios
Negociación, mecanismo para articular decisiones favorables
Alberto Jose Hernandez Silva
Ahora que los desacuerdos y la falta de coordinación están a la orden del día en el ámbito político y en vísperas de la próxima contienda electoral, vale la pena recordar lo que sucedía en el pasado, en el que los políticos o gobernantes ejercían la negociación mediante mecanismos bastante rudos; al utilizar viejas tácticas de negociar como chantajes, amenazas y otras fuerzas, que llegaban incluso a la persecución y a configurar en contra de los adversarios, aquéllos inmensos expedientes negros que hacían temblar a cualquiera.
Hace algunos años en el medio político, negociar era sinónimo de intimidación a los contrincantes con el propósito de lograr sus fines, utilizando artimañas muy sucias, saliéndose el "negociador" casi siempre con la suya; afortunadamente gracias al avance democrático y a la alternancia en el poder, el uso de la fuerza ha ido poco a poco desapareciendo aunado a lo anterior y con la aplicación de nuevas fórmulas jurídico políticas, ese ancestral y malsano hábito, se irá borrando del mapa político.
Con el objetivo de resolver los problemas sociales y tomando en cuenta, que la mejor forma de negociar es abrirse a toda posible solución, los políticos y gobernantes debieran fomentar el diálogo y el acuerdo, basándose en la legalidad y en la cooperación, desechando en su manera de gobernar el autoritarismo, vanidad y las decisiones unilaterales; privilegiando el entendimiento entre las partes.
Considerando que para que eso ocurra, sería indispensable que los políticos y gobernantes tuvieran las habilidades para desarrollar una buena capacidad negociadora y de consenso, pues además del conocimiento que deben tener sobre los problemas que hoy nos aquejan, el negociar o concertar debiera estar muy presente en su habilidad política; por lo que, mínimo, tendrían que ser expertos en ejecutar una buena negociación, situación que desafortunadamente no ocurre.
Hoy en día, el político y el gobernante tienen que saber de negociación, pues los grandes asuntos de la agenda política, demandan mejor entendimiento, coordinación y conciliación entre los gobiernos, partidos políticos y sociedad civil, no se vale que los veamos en dimes y diretes que no nos conducen a nada.
La tarea del político y del gobernante es de gran responsabilidad, pues además de la obligación de darnos seguridad, educación, bienestar y justicia entre otros satisfactores; también lo es, el grado de credibilidad y confianza que deben tener frente a los ojos críticos de la sociedad; y aunque los gobiernos y organismos políticos han realizado esfuerzos, la percepción ciudadana indica que en su mayoría, la gente desconfía de los políticos y autoridades y más, cuándo se generan negociaciones o acuerdos en lo obscurito.
La política moderna y el ejercicio del poder exige, claridad y transparencia en la aplicación de acciones concretas, que permitan a la población estudio, trabajo y desarrollo armónico viviendo en un marco de justicia; el gobierno en sus distintos órdenes debe aplicar políticas públicas apegadas al derecho, utilizando el consenso y la negociación para lograr acuerdos y no fundamentar su acción sólo en la unanimidad de criterios; para salir adelante, requerimos reforzar el trabajo coordinado, promoviendo mecanismos eficaces que nos hagan más compatibles, orientando en una sola dirección los esfuerzos nacionales y locales para dirimir nuestra controversias y conflictos.
La negociación, representa un mecanismo de gran alcance para articular las decisiones entre los gobiernos, entidades políticas y la sociedad civil, poniéndonos todos de acuerdo en los asuntos de mayor prioridad.
La comunidad exige seguridad, libertad, orden, democracia, empleo, participación y justicia; los órdenes de gobierno y los Poderes del Estado tienen la obligación de aplicar y en su caso promover sin doble discurso, los métodos que permitan a la gente, su constante mejoramiento en lo económico, social y cultural que nos beneficiará a todos.
Alberto José Hernández Silva. Abogado egresado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UANL; Comunicador Social y Periodista, Asesor en medios y Director del Consorcio Jurídico “Hernández Silva Abogados”; Certificado con el consecutivo PSMCNL-040 como prestador de servicios autorizado para ejercer la Mediación y la Conciliación en el estado por el Centro Estatal de Solución de Conflictos del Poder Judicial del estado de Nuevo León, de fecha 29 de marzo de 2007; Miembro del Colegio de Mediadores de Nuevo León así como de la Asociación Estatal de Periodistas “José Alvarado” y de la Asociación Nacional de Locutores, actualmente se desempeña como Conductor de Noticieros de AW Noticias 1280 de la empresa Multimedios Radio. http://mediacionprofesionaldemty.blogspot.com/, alberto@hernandezsilvaabogados.com  
Publicar un comentario

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey. Por una regia y pacífica solución. Creador/Coordinador: José Benito Pérez Sauceda. Mediación Monterrey desde 2008.

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda
Métodos Alternos de Solución de Conflictos: Justicia Alternativa y Restaurativa para una Cultura de Paz por José Benito Pérez Sauceda