Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda

Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda
Pídelo al 01 81 2115 0135

845. El Mediador intercultural... en piscinas conflictivas

Madrid, España. En algunas piscinas públicas de España se ha creado una nueva figura para lidiar con decenas de agresiones y discusiones derivadas de las diferencias culturales y generacionales de los usuarios
En las atiborradas piscinas públicas de Madrid, David Moreno ya distingue a la fauna de usuarios: los que van a lucir cuerpo, los mirones que se esconden detrás de unas gafas negras, los abuelos que aún no han podido ir a la playa por la crisis o los que quieren armar alboroto. Su profesión: mediador intercultural en piscinas conflictivas.
De unos años para acá se han reportado decenas de agresiones -algunas con armas- y discusiones derivadas en muchos casos por las diferencias culturales y generacionales de los usuarios.
De hecho, la policía suele pasarse una o dos veces por semana por las piscinas más problemáticas.
"De ahí surge la figura del mediador de piscina. Tenemos trece profesionales de etnia gitana que han recibido formación en resolución de conflictos. Muchos altercados tenían que ver con población gitana pero no es el único colectivo conflictivo. En las piscinas confluyen muchas culturas y grupos: árabes, latinos, incluso pandillas de adolescentes", explica Rocío García, de la Fundación Secretariado Gitano que lleva el programa.
El fenómeno no es exclusivo de Madrid, en ciudades como Lérida en Cataluña también se ha creado la figura del mediador de piscinas.
La chispa que enciende la discusión puede ser desde el volumen de la música, los picnics al lado de la piscina, usuarios que se cuelan sin pagar o personas que quieren meterse al agua con ropa, algo que suele suceder entre mujeres gitanas y magrebíes.
"Lo hacen por pudor, para que no les vean pero es algo que va en contra de las normas de higiene de las instalaciones. En algunas piscinas se ha negociado para que utilicen un bañador tipo pantalón", detalla García.
La jornada de un mediador
David camina entre las cuatro piscinas de un polideportivo del sur de Madrid donde llegan a acumularse hasta 5.000 personas los fines de semana. El sol aprieta a 36 grados centígrados.
"A medida que aumenta el calor esto se llena. En aquel rincón suelen estar los latinos, en aquella piscina los árabes. Los gitanos y los no gitanos están por ahí, más dispersos. Cada uno tiene su comida, su música. A veces por no conocer caemos en un error. Yo intento que no haya conflictos y que se cumplan las normas pero cuando alguien grita sé que tengo que ir", le explica mientras unos socorristas le llaman.
"David mira a tu primo. Dile que no se tire así que luego tenemos un accidente", exclama uno de ellos después de un salto mortal de un chico de tez morena.
"Ese tipo de cosas están prohibidas. En una ocasión un chico hizo lo mismo y cayó sobre una mujer mayor, tuvo que venir una ambulancia", recuerda. David comenta que al principio le confundían con un socorrista o había gente que se molestaba con su función.
"Ahora me conocen y yo a ellos. Una vez una abuela gitana se metió al agua con su vestido. Fui con respeto a pedirle que se pusiera un bañador o un bikini pero ella no quería que la viesen sus hijos y nietos, le daba vergüenza. Insistí tanto que la mujer se enfadó y me enseñó un pecho. No lo podía creer. ¡Y tenía vergüenza de enseñar algo!", sonríe sin que su mirada deje de escanear los rincones del polideportivo.
"Este año no hay playa"
En la entrada de las piscinas un chico de origen latino, de gorra de rapero y bermudas holgadas, mira deslumbrado hacia el agua como si hubiese llegado al paraíso.
"Este es mi segundo verano en Madrid. Este año no creo que mi familia vaya a la playa, no hay pasta. Pero da igual, la ciudad se queda muy sola y se puede disfrutar. Me gusta esta piscina, vienen tías muy guapas y hacen topless", me comenta emocionado mientras se dirige a un grupúsculo de adolescentes que le reciben con un choque de puños.
Luego se sientan a mirar.
David me cuenta que es difícil ver un grupo de latinos relacionándose con uno de árabes y viceversa. O de españoles con árabes y latinos. Curiosamente el grupo con el que más se relacionan es con los gitanos.
"Es como un grupo de encuentro", comenta como si describiera los distintos barrios que hay dentro de una piscina pública.
Una pareja de ancianos madrileños, embadurnados de bloqueador solar, masculla una conversación.
"Los chavales de ahora se encienden por nada, como los chulitos (engreídos) de piscina pero más folloneros (problemáticos). Pero bueno, ya están más calmados, menos mal porque este año no sabemos si vamos a ir a Benidorm (ciudad en la playa).
Dicen que Madrid tiene nueve meses de invierno y tres de infierno. Pues eso, que aquí nos estaremos cocinando", comenta uno de ellos.
El Nacional.com. 21/7/2011
Publicar un comentario

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey. Por una regia y pacífica solución. Creador/Coordinador: José Benito Pérez Sauceda. Mediación Monterrey desde 2008.

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda
Métodos Alternos de Solución de Conflictos: Justicia Alternativa y Restaurativa para una Cultura de Paz por José Benito Pérez Sauceda