Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda

Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda
Pídelo al 01 81 2115 0135

1599. Centro Estatal de Justicia Alternativa de Baja California

En el CEJA cuentan con ocho cubículos "... y cuando es necesaria hasta mi oficina la pueden tomar como espacio para trabajar los conciliadores", advierte Xóchitl.
Hace seis años inició en esta ciudad el Centro Estatal de Justicia Alternativa (CEJA), una vía donde mediante la conciliación se atienden asuntos en materia de lo familiar, mercantil y civil pero, donde, una vez concertadas las acciones, las decisiones firmadas obtienen el carácter de "cosa juzgada" con validez jurídica.
Inició actividades en Mexicali y ahora cuenta con espacios de atención al público en Tijuana y Ensenada. Curiosamente entró en actividad en Baja California en la misma fecha del Nuevo Sistema de Justicia Penal, solo que en esta ocasión, este programa nacional de administración de justicia se llevó gran parte del presupuesto y a la Justicia Alternativa le destinaron poco recurso.
Para Xóchitl Morales Díaz, directora del CEJA en esta ciudad, desde el 2008 se modifica la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la de Baja California y con ello se da entrada a la mediación, la conciliación y la capacitación previa de las partes.
El Centro de Justicia Alternativa, es un ente que depende del Tribunal Superior de Justicia y, aclara que todas las acciones que llevan a cabo los mediadores de dicho centro, nada tienen que ver con la cuestión penal.
Aquí, indica, las partes asisten de manera voluntaria y si una de ellas se niega a acudir al Centro, no tienen ninguna herramienta coercitiva que los lleve a obligarlos por ello es el lema del Centro, "Una solución por la vía de la paz".
¿Qué es el CEJA?
En realidad, el Centro de Justicia Alternativa surge como una necesidad de la sociedad misma en la búsqueda de soluciones de sus conflictos pero de una manera pacífica para llegar a una meta satisfactoria.
Todo esto se puede lograr a través del diálogo asistido por un mediador o conciliador quienes se encargan primero de escuchar a una de las partes en conflicto, luego a la otra y finalmente logra una reunión con las dos buscando tocar más las sensibilidades de las coincidencias.
El CEJA solo aporta los medios que auxilian a las partes en conflicto, pero son éstos quienes deben encontrar el justo espacio para una solución pacífica y satisfactoria.
A través de este ejercicio de la conciliación, precisamente donde los mediadores han logrado interesantes resultados como fue el caso de una pensión por casi los 90 mil pesos mensuales, en un divorcio; o el otro tema donde un profesional que tenía tres años sin poder estar con su hija, finalmente y a través de la conciliación se le permitió que pudiera ir por ella y convivir con la niña.
Xóchitl Morales afirma que todos los temas que se abordan en cada uno de los espacios con que cuentan los conciliadores, toda la información se queda y de ninguna manera puede ser utilizada en algún proceso penal, pero eso sí, el resultado final del acuerdo es una "cosa juzgada" y con validez ante cualquier autoridad.
La directora del Centro comenta entre las características del CEJA es que los particulares que se encuentran en situación de conflicto, acuden voluntariamente al Centro donde de manera totalmente gratuita son atendidos.
El diálogo que se busca entre las partes permite cierta flexibilidad ante las tensiones con las que llegan las personas.
El tercero en la reunión, que es el conciliador permiten que las partes expongan todo lo que traen y cuando advierten que los del conflicto empiezan a subir el tono de la voz, el profesional empieza a bajarles el volumen a su intervención para llevarlos a poner atención a la indicación que les dan.
Esa es una de las formas en como los mediadores logran incidir en el ánimo de las personas para que finalmente estas mismas sean las que encuentren la solución a su situación.
Por ello es que las decisiones del conflicto las toman los propios participantes, no el conciliador que normalmente es un abogado. Esto, de alguna manera le da cierta celeridad al conflicto lo vuelve ágil y en el menor tiempo posible las partes encuentran la respuesta final.
Los temas que se ventilan principalmente son vinculados a los derechos de la familia, guarda y custodia de los infantes, pensión alimenticia, visitas y convivencia, esto, en el ramo de lo familia.
En lo mercantil, atienden contratos, títulos de créditos y derechos relacionados con actos de comercio y, finalmente en el caso de lo civil, manejan los tremas sobre arrendamientos, prestación de servicios, préstamos de dinero, comodatos, compraventa y derechos relacionados con los bienes muebles e inmuebles.
Las partes cuando llegan al CEJA no requieren del respaldo del abogado, puesto que son ellos mismos quienes van a plantear el conflicto y los mismos interesados en quienes deberán llegar a un acuerdo de beneficio mutuo.
Por ello es esta justicia alternativa que ahora el conflicto se resuelve en menor tiempo del utilizado a través del esquema tradicional donde el problema permanecía sin resolver durante mucho tiempo.
Ahora todo se hace con la agilidad que las partes demuestran y al concluir con todo el conflicto, el conciliador levanta un acta notariada por las partes y la Dirección y se entrega una copia a cada quien y otra queda al archivo y ese documento adquiere el nivel de "cosa juzgada".
En el CEJA cuentan con ocho cubículos "... y cuando es necesaria hasta mi oficina la pueden tomar como espacio para trabajar los conciliadores", advierte Xóchitl.
Por otro lado, cada uno de los mediadores trabaja alrededor de 7 horas por día.
La directora del Centro menciona que algo que advierten de inmediato es el lenguaje corporal de las personas en conflicto.
Dice que cuando el mediador advierte que entre las partes hay algo que considera como irreconciliable, entonces amablemente solicita a las partes si pudieran cambiar de lugar en las sillas, esto cuando en la tercera reunión ya deben estar todos juntos.
De alguna manera ese cambio de sitio genera un cambio en la actitud de las personas y poco a poco se empieza a lograr el objetivo y así se continúa hasta alcanzar la meta.
"Los negociadores o conciliadores han aprendido con mucho tino a manejar el punto fino de una relación, por más complicada que se presente en un principio. Esto les hace encontrar la meta y la conciliación de las partes", dice Xóchitl.
Finalmente, en este proceso de justicia ágil, un tema no debe durar más de dos meses en el esquema de la conciliación, para que quede debidamente concluido.
José Mercado. La Voz de la Frontera. Oem.com.mx. Mexicali, Baja California, 01/06/15

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey. Por una regia y pacífica solución. Creador/Coordinador: José Benito Pérez Sauceda. Mediación Monterrey desde 2008.

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda
Métodos Alternos de Solución de Conflictos: Justicia Alternativa y Restaurativa para una Cultura de Paz por José Benito Pérez Sauceda