Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda

Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda
Pídelo al 01 81 2115 0135

1332. La Mediación toma fuerza. Fin al colapso de los juzgados

Barcelona, España. La Mediación entre empresas es un éxito incontestable en otros países europeos, como Francia e Inglaterra, donde los litigios mercantiles se reducen un 30 por ciento. Esta práctica es aún mayor en Estados Unidos, donde más de un tercio de los conflictos no se judicializan o, una vez que llegan a los juzgados, se resuelven por otra vía que no implica una sentencia, según señala Margarita Uría, vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), institución que avala los planes de mediación de las Cámaras de Comercio en el marco de una apuesta por la modernización de la justicia española.
Aunque la ley ha extendido la mediación a colegios profesionales, como el de abogados y notarios, el proceso emprendido por las Cámaras de Comercio como corporaciones de derecho público adquiere una especial relevancia para el gobierno de los jueces, sobre todo al haber sido pioneras en España en el desarrollo institucional del arbitraje, el otro método extrajudicial por excelencia. Para Uría, disponer de un registro de mediadores y formar equipos especializados en la materia, otorga a las Cámaras «solvencia y capacitación profesional» para ejercer la mediación. El papel del ex ministro Manuel Pimentel en los conflictos de los controladores aéreos con AENA y entre Iberia y el sindicato de pilotos, ha demostrado en nuestro país que es posible llegar a acuerdos sin mediar sentencias. Pero como la mediación en nuestra legislación es voluntaria, tanto para los jueces como para las partes, Uría reconoce que «cuesta abrir camino».
La Cámara de Comercio de Barcelona ha suscrito con el CGPJ un convenio de colaboración para impulsar la mediación, acuerdo que también tienen las cámaras de Bilbao, Canarias, Castilla y León, Galicia, La Rioja, Navarra y el Consejo Superior. La de Barcelona, sin embargo, ostenta una larga tradición mediadora, que se remonta a la Edad Media con el Consulado del Mar como regulador de la actividad comercial en el Mediterráneo. En el año 2000, este organismo fue la primera institución española en aprobar un reglamento de mediación. Miquel Valls, presidente de la Cámara barcelonesa que acoge el Consulado del Mar, señala que anualmente se alcanzan una veintena de acuerdos. Pactos que se suman a los alcanzados en la Lonja de los Cereales y que se unen al papel de arbitraje que ejercen las cámaras.
La de Barcelona asume desde 2011 la gestión de la mediación empresarial otorgada por la consejería de Justicia de la Generalitat, pero es a partir del reciente acuerdo con el CGPJ cuando se espera que tanto los jueces como las empresas y autónomos descubran su utilidad. «Porque la mediación constituye una ventaja, además de una solución más autónoma y consensuada, pues la resolución del conflicto depende de las empresas, y también es más duradera, al pretenderse asegurar la continuidad de las relaciones comerciales una vez resuelto el conflicto». Y eso redunda en más competitividad.
Ideal para conflictos entre socios y de contratos
Muchas autonomías han desarrollado la mediación en el campo de las relaciones familiares, pero España tiene la asignatura pendiente de poner en práctica este método extrajudicial entre las empresas en un momento de grave crisis económica, donde faltan recursos y se necesitan acuerdos en el menor periodo de tiempo para evitar males mayores.
Marta Cervera, magistrada del Juzgado Mercantil número 8 de Barcelona, reconoce no haber notado una reducción de la carga de trabajo por la desviación de asuntos a la mediación. No obstante, señala que «donde la mediación tendrá más posibilidades de éxito será en los procesos societarios, como las impugnaciones de acuerdos sociales, que no dejan de ser conflictos entre socios, muchas veces en el seno de una misma familia, dado el enorme porcentaje de pymes familiares existentes». La magistrada añade que también los conflictos de condiciones generales de la contratación generan mucha actividad judicial en el ámbito de lo mercantil. Diferencias que se producen, por ejemplo, entre bancos y clientes a consecuencia de las cláusulas suelo. Para Cervera, derivar estos casos a la mediación supondría reducir un 20% los asuntos que llegan a los mercantiles.
Según la magistrada, la mediación tendrá éxito, pero reconoce que «una vez que las partes han decidido judicializar sus diferencias, es más difícil que acudan a ella, aunque los jueces la propongamos».
Joan Carles Valero. Abc.es. 06/11/13
http://www.abc.es/economia/20131105/abci-colapso-juzgados-mediacion-201311041845.html
Publicar un comentario

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey. Por una regia y pacífica solución. Creador/Coordinador: José Benito Pérez Sauceda. Mediación Monterrey desde 2008.

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda
Métodos Alternos de Solución de Conflictos: Justicia Alternativa y Restaurativa para una Cultura de Paz por José Benito Pérez Sauceda