Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda

Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda
Pídelo al 01 81 2115 0135

926. “La Mediación es un cambio cultural que lleva tiempo”

Santa Fe, Argentina. Sergio Abrevaya, presidente de la Unión de Mediadores Prejudiciales, sostuvo que en Buenos Aires llevó entre ocho y nueve años lograr que surgieran resultados concretos con la resolución de conflictos por métodos no litigiosos.
“Lo más complejo y lo que lleva más tiempo es que se entienda que la mediación es un cambio cultural”.  Sergio Abrevaya, especialista en mediación, participó en Rosario y Santa Fe de varias disertaciones impulsadas por el Ministerio de Justicia, frente al desafío que existe ante la puesta en marcha del nuevo sistema, fruto de la reglamentación de la mediación prejudicial obligatoria en materia civil y comercial. En esta primera etapa, los casos que irán a mediación obligatoriamente son los que corresponden a juicios que se tramitan en los juzgados de distrito de Rosario y Santa Fe con competencia en lo civil y comercial.
Abrevaya es abogado y mediador, fue director Nacional de Métodos Participativos de Justicia, director del Registro Nacional de Mediación, y actualmente preside la Unión de Mediadores Prejudiciales.
¿Cuáles son los cambios culturales que plantea el nuevo modelo de mediación?
 La mediación es un cambio cultural que lleva tiempo. Estamos acostumbrados a que otro, en este caso el Estado, que se apropió de la palabra, resuelva por uno. Esto se arraigó culturalmente. Pero es posible que los conflictos se resuelvan de otra manera antes de llegar a la Justicia. Hace falta un cambio cultural y la única manera, según creo, es cómo se impulsó este sistema en la provincia de Santa Fe, con la aprobación de una ley, que es una ley de discriminación positiva, es decir, se fuerza a que el cambio cultural se produzca porque el arraigo del sistema anterior es tan grande que dificulta ver esta nueva manera de resolución de conflictos por medio de la conversación. Veo muy positiva la ley porque recoge muchas de las experiencias y de los errores que se cometieron en la aplicación de la ley nacional en la Ciudad de Buenos Aires, sobre todo en lo que respecta a la reglamentación posterior. Creo que se han previsto algunas cosas que en los primeros años se hicieron mal en Capital Federal.
¿Como cuáles?
Todo lo que tiene que ver con uno de los aspectos más importantes que es la formación en la mediación. Por supuesto que uno nunca sabe si esto va a ser como se soñó. Las leyes de cambio cultural hay que monitorearlas todo el tiempo. Y por otro lado, el esquema de honorarios ha sido, desde mi punto de vista, mucho mejor a la ley nacional en los primeros años. Como así también la creación de la agencia, que es una buena forma de seguir de cerca todo el sistema.
En Buenos Aires la mayoría de los conflictos interpersonales de índole civil y comercial se solucionan por medio de la mediación. ¿Cuánto tiempo llevó este cambio de tendencia?
Recién en el octavo o noveno año se empezaron a ver resultados concretos de todos estos cambios culturales. El abogado empieza a ver que le conviene fomentar el acuerdo. Entonces deja de ser un paso inicial prejudicial obligatorio a uno más interesante en el que se puede resolver el conflicto. Uno de los problemas que surgió en Buenos Aires fue la falta de seguimiento estadístico. Se perdieron los números, aunque tenemos estimaciones. Arrancamos con unos 60 mil casos a mediación por año y hoy estamos en 100 mil casos anuales. Es una cifra muy grande. En ese transitar creció el número de casos acordados, y en estos últimos años también se incrementó la derivación de los jueces a mediación, que es algo que está fuera de la ley de mediación, pero cuando se arma el cambio culturales es bueno que siga en la Justicia.
¿Hubo resistencias por parte de la comunidad judicial a los cambios que planteó la mediación?
La resistencia fue fuerte. Los abogados estamos formados en la contienda. Aprendemos en la controversia. Y creemos que hay una sola verdad que tiene que ser dirimida en la Justicia. Esto culturalmente condiciona. Toma mucho tiempo que se vean los resultados. Hay que repensar cómo plantear las cosas.

 “Los abogados estamos formados en la cultura del litigio”
El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Héctor Superti, opinó que la implementación de la mediación “requiere del apoyo de los abogados y de los operadores judiciales que deben tomar conciencia de los cambios”. Según definió Superti el nuevo sistema tiene dos grandes objetivos: “por un lado que el Estado ofrezca una nueva forma de resolver los conflictos interpersonales, que actualmente están monopolizados por la oferta del juicio. Y por otra parte, lograr una oferta de pacificación más eficaz y más económica”.
“Los operadores judiciales tienen un compromiso social con todo esto. Los abogados estamos formados en la cultura del litigio. Por eso hemos venido trabajando mucho desde lo académico; ahora hay que llevarlo a nivel de la práctica”, agregó el funcionario, quien citó como ejemplo del cambio que plantea la mediación lo que sucedió con la Caja Forense y el Colegio de Abogados de Rosario.
“Este edificio (donde se encuentra Agencia de Gestión de Mediación en Rosario, en Pellegrini al 2000) forma parte de la síntesis de este cambio. Porque cuando comenzamos a organizar la mediación obligatoria hubo una gran resistencia de la Caja Forense y del Colegio de Abogados, por los temores a que se desfinancien las cajas y se vean afectados los honorarios de los profesionales. Todos intereses legítimos. Negociando, logramos en la reglamentación de la ley un consenso para cuidar a las cajas y a los honorarios. Y hoy este edificio es de la Caja Forense y nos lo han alquilado a nosotros para que en la planta baja tengamos la Agencia de Mediación. En la parte de arriba funcionan las oficinas de Mediación del Colegio de Abogados. Aquello que empezó siendo una cuestión altamente conflictiva hoy se revirtió y estamos todos remando para el mismo lado. Demostramos que todos podíamos ganar”, afirmó Superti.
Publicar un comentario

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey. Por una regia y pacífica solución. Creador/Coordinador: José Benito Pérez Sauceda. Mediación Monterrey desde 2008.

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda
Métodos Alternos de Solución de Conflictos: Justicia Alternativa y Restaurativa para una Cultura de Paz por José Benito Pérez Sauceda