Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda

Cultura de Paz y Mediación de José Benito Pérez Sauceda
Pídelo al 01 81 2115 0135

La Mediación, una estrategia transformadora de los conflictos


Mundo Mediación
Notas de Mediación
Paraná, Argentina. “La clave de la mediación pasa por la posibilidad que le otorga a las personas para poder empoderarse lo suficiente como para pararse frente a un conflicto y extraer de él su potencial transformativo”, comenzó definiendo Francisco Diez en el inicio de la entrevista durante su paso por Paraná, hasta donde llegó invitado por la Defensoría del Pueblo para disertar en las charlas abiertas a la comunidad que se desarrollaron en el marco del IX Encuentro de Mediadores en Red donde expuso sobre “El abordaje pacífico y transformador de los conflictos: desde la comunidad barrial hasta el ámbito internacional”, el pasado 27 de mayo.
Este abogado- mediador salteño, de 52 años, se define como un “enamorado de la mediación”, romance que nació durante su incursión en la política, durante los primeros 10 años de vida profesional, siendo secretario privado y jefe de gabinete del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Argentina, entre 1983 y 1988.
“He tenido la suerte de ir haciendo un derrotero que me llevó hasta la mediación y me enamoré de ella”, admitió.
“Lo maravilloso de la política es la capacidad de transformar positivamente una comunidad positivamente, la mediación tiene la misma virtud, te abre la posibilidad de hacer la misma contribución efectiva en la vida de personas que tienen su vida trabada por un conflicto, o de comunidades específicas que sufren el azote de la violencia y confrontación que les impide desarrollarse y crecer”, resumió Diez al momento de explicar la naturaleza similar que une a las dos disciplinas.
“Considero que la mediación es un sucedáneo positivo de la política en términos de la contribución que uno puede hacer”.
Asimismo, destacó que la Argentina es uno de los países con mayor producción en términos de libros, casos y experiencias en el tema. “Los centros de mediaciones son generadoras de una cultura en el tema que en otros lugares se copia”, afirmó.
Soluciones sustentables
El movimiento de mediación en la Argentina comenzó a principios de los 90, cuando Diez formó parte de un primer proyecto piloto en 1992, donde el Ministerio de Justicia de la Nación lanzó una capacitación para 80 profesionales, de los que quedaron sólo una decena de seleccionados que comenzaron a hacer mediaciones reales.
“Comencé a hacer mediaciones en 1993, con este primer grupo de 10, y a partir de ahí iniciamos las capacitaciones en todo el país”, recordó al respecto.
Así, sobre la base de una enriquecedora experiencia a nivel nacional, Francisco Diez logró una proyección internacional, a través de su labor como asesor del Centro Carter, lo que le posibilitó trabajar en Paraguay, Jamaica, Guatemala, Bolivia, Ecuador, Colombia y Venezuela.
“El objetivo de la mediación es conseguir soluciones que sean sustentables, que puedan durar en el tiempo, y esto sólo puede suceder si son resultados que satisfacen intereses básicos de las partes en conflicto; porque de buenas sentencias están empapeladas las paredes, pero esto no significa que sean buenas soluciones de una disputa”, resumió. En consecuencia, explicó, la mediación lo que hace es posibilitar que dos personas, grupos, facciones o sectores que no consiguen resolver un problema, lleguen a un acuerdo tomando el poder y dirimiendo de la mejor manera que les parezca.
En definitiva, esta herramienta propicia ver las cosas desde otro lugar, ayudar a las personas o a los que están en conflicto a pararse en un sitio que les permitan ver soluciones que antes no advertían, encontrar caminos para canalizar la energía del enfrentamiento de una manera que antes no podían hacerlo.
“El conflicto es energía. La energía puede ser destructiva o creadora, muchas veces se manifiesta de manera destructiva porque no hay habilidad para manejar, porque la gente que está en conflicto tiene una escasa posibilidad de mirar todas sus opciones”, apuntó.
Las tres "P´s"
Procesos, personas y problemas, tres conceptos esquemáticos sobre los que intervienen los mediadores.
“Actuamos al nivel de las personas y para eso es necesario generar conexión; cada persona es un universo diferente, con su especificidad que es la fuente de riqueza que nos permite construir acuerdos con otros que son diferentes”, expuso Diez, para graficar que no trabajan con presidentes, maridos u organizaciones barriales, sino con personas.
Sobre esta base, los mediadores deben abordar proceso y dependiendo del tipo de conflicto van a generando un proceso que se acomode a las posibilidades.
En consecuencia, el problema no tiene existencia afuera de la manera en como la persona lo entiende.
“No hay una solución correcta, hay soluciones que esas personas pueden diseñar y pueden considerar adecuadas para ellas”, aclaró. Y en consonancia con ello, subrayó que el trabajo puro de la mediación es ayudar a los involucrados a que generen las propuestas, las opciones; y para esto, la manera básica de trabajar es realizando preguntas que hagan pensar, “que contribuyan a que las personas saquen de adentro cosas que tienen pero que no están en primer lugar, lo que les impide ver otros aspectos de esa situación, que si los viera podría diseñar una solución posible, siempre con un enfoque a futuro”.
Para destacar
El Centro Carter es una organización sin fines de lucro fundada en 1982 por el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter y su esposa Rosalynn Carter. Trabaja en forma asociada con la Universidad de Emory, y estudiantes de esa y otras casas de estudio trabajan como pasantes en el centro.
Entre otras actividades, actúa como observador en procesos electorales, hace el papel de mediador en crisis internacionales y refuerza los sistemas nacionales, regionales e internacionales dedicados a la democracia y los derechos humanos.
En la práctica
Hay distintos tipos de mediación: pre- judicial, comunitaria, vecinal, escolar, familiar y la social o política en los grandes conflictos internacionales. Sobre estos últimos trabajó fuertemente Francisco Diez, a través del Centro Carter.
Entre las experiencias más recientes recordó su participación en la mediación entre los presidentes de Colombia y Ecuador, Álvaro Uribe y Rafaela Correa, respectivamente, quienes habían roto relaciones entre ellos y terminó resolviéndose porque precisamente ambos pudieron entender que iban a seguir siendo vecinos, que les convenía retornar a relaciones normales, aceptarse como diferentes y que uno no se podía imponer sobre el otro”, rememoró.
Para viabilizar este proceso, propiciaron un ámbito de diálogo donde las partes nunca se sentaron a negociar. “Eso es lo que hace un mediador, generamos un proceso que permitió que ellos dos tuvieran un diálogo sin nunca ponerse uno frente al otro, y eso no se puede hacer sin un tercero, y eso es lo que hace diferente una negociación directa de una negociación facilitada por un tercero”, enfatizó.
De igual manera, abordó la mediación entre los medios de comunicación privados de Venezuela y el gobierno de Hugo Chávez. “Armé un proceso, los instalé a todos en una posada, en alas diferentes, y caminé de un sector al otro permanentemente, trabajando en un texto que lograra un acuerdo”.
Esta labor se extendió durante siete meses y concluyó en la realización del referendum revocatorio del mandato del presidente venezolano.
“Logramos un acuerdo que sirvió para frenar la violencia”, recalcó Diez.
Nota e imagen publicadas el 26 de Mayo en el sitio "El Diario de Paraná.com.ar"
Publicar un comentario en la entrada

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey. Por una regia y pacífica solución. Creador/Coordinador: José Benito Pérez Sauceda. Mediación Monterrey desde 2008.

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda
Métodos Alternos de Solución de Conflictos: Justicia Alternativa y Restaurativa para una Cultura de Paz por José Benito Pérez Sauceda

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey