¿TE GUSTARÍA COLABORAR EN MEDIACIÓN MONTERREY?

¿TE GUSTARÍA COLABORAR EN MEDIACIÓN MONTERREY?
SI TE INTERESA COMUNÍCATE A josebenitoperezsauceda@hotmail.com

La Mediación que viene


Mundo Mediación
Teoría de la Mediación
Notas de Mediación

Por Ángel Luis Campo
Juez de Primera Instancia 8 de Gijón, Asturias, España.

Asturias, España. La humanidad, los hombre y mujeres, desde que existimos hemos tenido y generado continuos problemas, derivados de las relaciones personales, familiares, de la vida en comunidad o en sociedad, que se han visto agravados desde que apareció el dinero como instrumento de pago en las transacciones económicas, las relaciones contractuales o relaciones laborales.
La primera herramienta que usó el hombre para solucionar estos problemas fue una quijada de burro. Caín tenía un problema, el problema era la envidia que tenía de Abel. La solución fue la quijada, con ella desapareció Abel y con él desapareció el problema. No obstante, las Escrituras nos dicen que esta solución no generó mucha satisfacción a Caín.
El siguiente paso fue la ley del Talión, «ojo por ojo, diente por diente». Se basaba en la venganza y fue el primer paso para graduar la proporción entre el daño causado por el crimen o hecho delictivo y el daño que debe causar el castigo a su autor. Esta solución era legal, para algunos justa, pero a largo plazo se demostró que con ella lo que se conseguía era hacer perdurar el odio o la ira entre las personas y/o sus familias, por lo tanto el problema no se solucionaba, sino que se agravaba y a veces se cronificaba.
Posteriormente apareció Hammurabi, que puso las bases del que actualmente es el sistema judicial de nuestros tiempos. Los problemas no los solucionaban las personas implicadas en él, sino que era una persona neutral y con formación profesional y específica, al que llamaban y llamamos juez, quien tras celebrar una ceremonia, el actual proceso judicial, dictaba o fijaba la solución al problema. Hoy esto se hace a través de las sentencias o autos. Este escenario, creado por Hammurabi, fue evolucionando, se fue perfeccionando y poco a poco se fue llegando al actual proceso judicial. En este proceso aparecen los abogados, los procuradores, los peritos, los funcionarios de justicia, los secretarios judiciales, los fiscales y los jueces. Todos ellos pasan a ser los actores principales, secundarios, guionistas, directores de este Circo, mientras que las partes en litigio, cuyos problemas justificaron la existencia del proceso, han ido perdiendo su protagonismo, prácticamente no pueden hablar, no pueden opinar, no pueden decidir, todo se lo hacen los demás. ¿Qué se ha logrado con ello? Que las resoluciones judiciales no resuelvan realmente los problemas, que la realidad que le llega al juez y sobre la cual resuelve no sea la realidad que viven las partes que tienen el problema. En una palabra, el juez aplica el derecho, pone una resolución judicial legal, pero muchas veces a las parte no les parece justa y es de difícil cumplimiento. Por lo tanto no hemos cumplido la premisa de que el derecho, es una herramienta creada por los hombres para solucionar sus problemas, y en muchas ocasiones su aplicación no solo no los resuelve sino que a veces los agrava. Tal vez por eso, la parte final de nuestras sentencias se denomine curiosamente fallo.
A las puertas del siglo XXI, esta situación ya se puso de manifiesto en muchos países y por eso se pusieron manos a la obra, para buscar soluciones alternativas al proceso judicial. Entre ellas y por antonomasia, para mi, está la mediación.
La mediación es un proceso en el que intervienen como actores principales las partes, junta a ellas está el mediador, que es una persona neutral e imparcial, que como principal labor tiene el conseguir abrir vías de comunicación entre aquellas a fin de que puedan autocomponer la solución a su problema. Junto a ellos participan también los abogados, parte esencial y necesaria en este proceso, que cumplen la labor de asesorar a las partes. También está el juez, en su caso, para derivar a las partes a una mediación. Sabiendo que puede ser obligatoria esa derivación a la primera sesión informativa, pero la mediación en sí, como proceso, se basa en la voluntariedad y por tanto sólo se puede llevar a cabo si las partes voluntariamente quieren participar en ella. La principal ventaja de la mediación, es que en ella se va manejar información real y verdadera y su principal objetivo, no es el acuerdo, total o parcial, sino el abrir vías de comunicación y permitir que pese al conflicto sea posible que las partes enfrentadas puedan hablar sobre él.
Como me decía un amigo argentino. «el problema no es el otro, sino que ambos tenemos un problema, mirémoslo y examinémoslo desde fuera y juntos busquemos la solución». Con ello no hay vencedores y vencidos, sino que ambos ganamos y con ello también la sociedad.
Nota publicada el 26 de Abril de 2010 en el sitio "lne.es"
http://www.lne.es/gijon/2010/04/26/mediacion-vienebr/906122.
html

No hay comentarios:

Revista Conexión Social

Universidad Autónoma de Zacatecas presenta: Panel del Día Internacional de la Paz

Mediación. Temas selectos

Cultura de Paz y Mediación

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey. Por una regia y pacífica solución. Creador/Coordinador: José Benito Pérez Sauceda. Mediación Monterrey desde 2008.

Mediación Monterrey Blogger, Facebook y Twitter

Mediación Monterrey Facebook y Twitter

Mediación Monterrey Facebook y Twitter
Mediación Monterrey Twitter: https://twitter.com/MediacionMty y Mediación Monterrey Facebook: https://www.facebook.com/mediacion.monterrey

Participa en la sección "Opinión"

Mediación -Temas Selectos-

Negociación

Cultura de Paz y Mediación

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda
Métodos Alternos de Solución de Conflictos: Justicia Alternativa y Restaurativa para una Cultura de Paz por José Benito Pérez Sauceda

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey