¿TE GUSTARÍA COLABORAR EN MEDIACIÓN MONTERREY?

¿TE GUSTARÍA COLABORAR EN MEDIACIÓN MONTERREY?
SI TE INTERESA COMUNÍCATE A josebenitoperezsauceda@hotmail.com

El Maestro como Mediador de conflictos en el aula

Mediación Escolar
Por Mónica Álvarez
"-¡Profe, profe, el Felipe me pegó otra vez!
-¡Profe, la María no deja que las demás niñas jueguen conmigo!
-¡Se me perdió el dólar que me mandó mi mamá!
-El Esteban no deja jugar a nadie."
Estas y otras quejas son comunes en el ambiente escolar. Muchas veces, los maestros hacen caso omiso de ellas o responden cualquier cosa para evadir la molestia que provocan.
Sin embargo, si reflexionamos en el rol del maestro como el referente de un niño o adolescente, nos damos cuenta de que tenemos en nuestras manos la gran oportunidad y la responsabilidad de ayudar para que esa persona pueda ser un mejor ser humano, o bien podemos “lavarnos las manos” y limitarnos a dictar clases, sin importar lo que pase en el interior de nuestros alumnos, con tal de que cumplan los deberes y se limiten a hacer lo que queremos que hagan.
Muchas veces se ha dicho que la escuela es el segundo hogar pero, en muchos casos, es el primer hogar o a veces el único. Razón de peso para que el maestro preste verdadera atención a sus alumnos, y los escuche realmente, no dando sermones ni consejos de “lo que deben hacer” o “no deben hacer”, sino escuchando verdaderamente lo que sus estudiantes tienen que decir.
Unas quejas son tan simples que con un sencillo consejo como: "Ve y dile que no tiene derecho a pegarte", se resuelven y el niño acude airoso donde su compañero, le dice lo que su maestra le aconsejó y asunto solucionado.
Pero hay otras quejas que se repiten a diario y que revelan la existencia de un conflicto.
Un maestro que está atento, observando siempre las actitudes y los actos de sus alumnos y que es lo suficientemente sensible para percibir las necesidades de los chicos y para escucharlos, sabe lo importante que es intervenir en el momento preciso para ayudar a resolver un conflicto.
Los chicos expresan de diferentes maneras un malestar: con actitudes de agresividad, con timidez, bajando su rendimiento, mostrándose distraído, o diciéndole al maestro lo que les sucede.
Hay chicos que acuden constantemente donde el profesor para decirle sus quejas, en este punto es importante que el maestro diferencie si se trata de un chico que demanda atención, porque en casa no la tiene, y utiliza las quejas para conseguirlo, o porque en hay un problema emocional o familiar profundo que le está perturbando.
Si se trata de una necesidad de llamar la atención del adulto, es importante descubrir las causas: si es porque el maestro no le da atención o porque el chico no se ha adaptado a su ambiente escolar o porque está acostumbrado en casa a hacer lo mismo para conseguir lo que quiere.
En todo caso, el maestro debe hacer un examen de conciencia y brindar a todos y cada uno de sus alumnos la atención que se merecen en el momento preciso.
Cuando las quejas o los hechos reflejan la existencia de un conflicto, sabemos que es el momento de intervenir y tomar medidas para resolverlo.
El rol del maestro es también el de un mediador en los conflictos de sus alumnos. No hay nada más sano que reunir a las partes involucradas en el conflicto y afrontar el problema con la mediación del maestro. Si el maestro se siente lo suficientemente preparado para ejercer de mediador puede hacerlo, de lo contrario, debe buscar el apoyo de algún profesional en el área.
En este punto, veamos cuál es la función de un mediador:
Proporcionar un espacio y un tiempo adecuado para el diálogo.
Establecer reglas claras antes de empezar la mediación.
Presentar la situación de conflicto, o invitar a que las partes la presenten si es necesario.
Invitar al diálogo, de una manera sencilla y optimista, sin mostrar emociones ni criterios en favor o en contra de una de las partes.
Dar la palabra a cada parte, en su momento.
Estar atento a la situación y formular preguntas pertinentes que ayuden a la resolución del conflicto.
Guiar a las partes para que se “empoderen” de sus actos y no echen la culpa al otro de sus propias debilidades.
No permitir que las partes se agredan entre sí o lleguen a situaciones no sanas: mentiras, sado masoquismo.
Esclarecer los acuerdos y compromisos que surjan de las partes del conflicto. Presentarlos por escrito si es necesario.
Cerrar la mediación de un modo positivo orientado a una vida mejor.
Generalmente la primera hora de la mañana es un buen momento para empezar el día dialogando con los chicos. En otras ocasiones, es mejor hacerlo al final del día cuando se han observado actitudes o actos que provocan el malestar en el grupo o en algunos individuos, y por supuesto, jamás pero jamás se debe dejar pasar un conflicto sin afrontarlo el momento preciso.
Con la permanente mediación del maestro en su grupo de alumnos o en el entorno familiar de los niños, se puede lograr un cambio positivo de actitud tanto en las partes del conflicto como en el ámbito escolar y familiar.
Artículo publicado en el sitio "EduFuturo de Ecuador"
http://www.edufuturo.com/educacion.php?c=4194

No hay comentarios:

Revista Conexión Social

Universidad Autónoma de Zacatecas presenta: Panel del Día Internacional de la Paz

Mediación. Temas selectos

Cultura de Paz y Mediación

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey. Por una regia y pacífica solución. Creador/Coordinador: José Benito Pérez Sauceda. Mediación Monterrey desde 2008.

Mediación Monterrey Blogger, Facebook y Twitter

Mediación Monterrey Facebook y Twitter

Mediación Monterrey Facebook y Twitter
Mediación Monterrey Twitter: https://twitter.com/MediacionMty y Mediación Monterrey Facebook: https://www.facebook.com/mediacion.monterrey

Participa en la sección "Opinión"

Mediación -Temas Selectos-

Negociación

Cultura de Paz y Mediación

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda
Métodos Alternos de Solución de Conflictos: Justicia Alternativa y Restaurativa para una Cultura de Paz por José Benito Pérez Sauceda

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey