¿TE GUSTARÍA COLABORAR EN MEDIACIÓN MONTERREY?

¿TE GUSTARÍA COLABORAR EN MEDIACIÓN MONTERREY?
SI TE INTERESA COMUNÍCATE A josebenitoperezsauceda@hotmail.com

1743. Una visión sobre la Paz Negativa y la Paz Positiva en Latinoamérica



“La guerra es dar caza al hombre”
-Leroi Gourhan.

Los conceptos de guerra y de Paz en Latinoamérica se proyectan a las raíces más profundas de la historia del  “nuevo mundo”, a los conceptos de desarrollo o deberíamos llamarlo mejor subdesarrollo latinoamericano. Puesto que aunque es innegable que una elite minoritaria ha mejorado extraordinariamente su calidad de vida, pues siempre ha sido la beneficiada con las etapas u olas del crecimiento o desarrollo, la mayoría de la población ha sufrido una exclusión  sistemática; además de vivir en un ambiente de permanentes conflictos laborales, socio-económicos, políticos, culturales, étnicos, ambientales.
Los conceptos de Paz y guerra en Latinoamérica se remontan a épocas precolombinas o previas a la llegada de los españoles y portugueses, donde los ritos y la lucha por tótems o divinidades, por nuevos territorios sino se resolvían por la vía de la negociación que implicaba acuerdos mutuos de beneficio e integración mutua o se llevaban al campo de las guerras más que de simple conquista militar, pues en realidad se trataba de una asimilación socio cultural y lingüística y de desplazamientos forzados de aquellos rebeldes vencidos (que se negaron a negociar) junto con los naturales del grupo conquistador hacia nuevas tierras como colonos en el caso de los incas o las muertes, sacrificios humanos e inclusive una forma de esclavitud en el caso de otras culturas. Este nivel vendría a ser el nivel que Galtung denomina el de los macroconflictos (entre estados y naciones) y/o megaconflictos (entre regiones y civilizaciones)
Lo que si es cierto y común a los grupos humanos es que en este tipo de sociedades el conceptos Paz positiva partía de una visión de convivencia del hombre con el grupo o comunidad que le albergaba y todo ellos dentro de la cosmovisión de ser parte de la madre tierra con la que también debían vivir en paz. El concepto de que no había esclavitud sino beneficios comunes para todos, en el incario crearon una realidad admirada por casi todos; hasta por los propios cronistas españoles que los observaron con ojos de verdad y desde la orilla opuesta , pero no dejaron de quedar maravillados. Así por ejemplo lo destaca el historiador Luis Hernan Castañeda, cuando interpreta los escritos del cronista español Cieza de León:
“que el método de conquista implica siempre en primer lugar una oferta de amistad, y que sólo cuando esta es rechazada se recurre a la violencia. Esta se desata siempre en respuesta a la agresión de otros grupos, como los chancas. También se destaca que los incas son los responsables de introducir, en los pueblos conquistados, una serie de bienes civilizados; y se insiste en la transformación de zonas yermas en tierras fértiles, gracias a sus avanzados conocimientos agrícolas. Por otra parte, se hace hincapié en la redistribución imperial de los impuestos entre los más necesitados (“los pobres y las viudas”), lo cual para algunos autores explica el éxito de la organización imperial inca (“To feed and to be fed”, de Susan Ramírez)” (1).
Al llegar los occidentales la visión de la Paz y de enfoque del conflicto deja de tener una connotación de integración o asimilación positiva, de tal modo que se mejorasen los estándares de vida de los conquistados con mejor alimentación mejor tecnología y mejor redistribución de los ingresos del estado,  y se asume una visión de la Paz negativa, que significa el dominio por la fuerza de los conquistados. Por otro lado se asume como natural el genocidio y destrucción del otro grupo, a través de las masacres y aprovechamiento de sus fuerzas (esclavitud). Ello implica también el arrebatarles sus tierras y empobrecerlos, destruyéndolos social, cultural, anímicamente y finalmente físicamente
Así empiezan en nuestra América los mesoconflictos que Galtung identifica  como aquellos presentes en las sociedades, pues el nuevo tipo de organización, segmentaba a los pobladores en españoles, criollos (no españoles, pero de raza hispana nacidos en tierras latinoamericanas), los mestizos con ciertos privilegios, y  los indígenas así como los negros africanos, siendo estos últimos los segmentos sobre los que se ejercía la violencia más cruda y dura.
Con la denominada independencia nada cambio, empeoraron los mesoconflictos ( en las sociedades), los macro conflictos (entre estados y naciones) se incrementaron, debido a que los caudillos buscaban mantener distraída a la población apuntando a un enemigo externo, para de ese modo poder usufructuar los dineros del estado a través de compras de armamentos sobrevaluados y hasta uniformes de la peor calidad.
Como consecuencia de la perdida de esperanza debido a la corrupción acentuada en todos los ámbitos sociales, la discriminación y la exclusión de grandes segmentos de la población, la respuesta de estos a sus micro conflictos (dentro de las personas y entre las personas) se manifiesta a través del incremento de la delincuencia debido al consumo descontrolado de bebida y drogas, así como se origina en la carencia de oportunidades educativas y laborales de los segmentos de la población que estaban excluidos y que habitaban en zonas tugurizadas.
La mala gestión en la Administración de los recursos, la discriminación de los grupos mayoritarios a los que se aúna la corrupción acentuada hasta extremos intolerables en todos los niveles de gobierno, empezando por las presidencias de las repúblicas latinoamericanas hasta los sistemas administrativos, legislativos y judiciales,  se hace cierta en la expresión de Jaques Delors  quien manifestó en el texto “Aprender a vivir juntos, aprender a vivir con los demás”
“La historia humana siempre ha sido conflictiva, pero hay elementos nuevos que acentúan el riesgo en particular el extraordinario potencial de autodestrucción  que la humanidad misma ha creado durante el siglo XX ”(2)
y creemos que estas elites que han procurado mantener a sus descendientes, amigos y “seguidores” (practicantes de infravalores) en el poder y los sistemas mencionados. Para ello planificaron llegar al poder mediante elecciones democráticas, donde un falso marketing , basado en el engaño era su carta de presentación. Asi el PRD se mantuvo varios durante muchos años en México, igual que liberales y conservadores se turnaron en Colombia, aparecieron como falsos renovadores y ganaron en las urnas, por ejemplo Alan Garcia Perez, Toledo, Fujimori y Ollanta Humala en el Perú, Ortega en Nicaragua o hicieron supuestas tomas “revolucionarias” del poder como Chávez y esencialmente Maduro en Venezuela. En realidad el copamiento del poder se hizo disfrazándose bajo diverso ropaje político, con el lema de Maquiavelo “el fin justifica los medios”. Este nivel no ha sido el único pues esta forma de toma del poder para ejercer la Paz negativa ha llegados a los gobiernos locales y municipales de las comarcas mas alejadas
Pero ellos no son los únicos actores de la Paz negativa, lo son también las empresas transnacionales que han llegado a explotar los recursos naturales, especialmente las mineras que han venido contaminando impunemente a las poblaciones originarias y al medio ambiente, aquellas que firmaron convenios para que les fueran adjudicadas obras públicas que construyeron obras con graves deficiencias como Odebrecht de Brasil que han empobrecido indirectamente más a las poblaciones.
Los medios de prensa que promueven la violencia, el racismo y el subdesarrollo cultural con sus estereotipos de belleza, su justificación del estatus quo establecido por los corruptos y los grupos dominantes mencionados que solo se benefician ellos y sus allegados
Todo ello nos lleva a concluir en que en gran parte de Latinoamérica se ha sembrado la Paz negativa, ello ha implicado una respuesta manifestada en protestas por parte de los grupos poblacionales sobre los que venía ejerciendo la misma, estallando el conflicto social; para lo cual muchas veces se ha recurrido a la simple represión violenta contra los denominados por la prensa soporte de los malos gobiernos: “rebeldes”, “comunistas”, “salvajes que no quieren el desarrollo”, “enemigos de la democracia”
Antes la Paz negativa se utilizaba como una herramienta para generar una “aparente” unidad frente a una amenaza exterior. creada artificialmente con objetivos que favorecían a los traficantes de armas y a los bolsillos de los mandatarios, parlamentarios y todos aquellos que impulsaban las guerras “en defensa de la patria” por lo cual muchos de los conflictos interestatales entre Ecuador y Perú, Chile y Perú, Colombia y Perú  estuvieron motivados por el afán de distraer a sus ´poblaciones y alejarla de reclamar sus necesidades de desarrollo, Pero también han sido una forma de justificar la agresión imperialista de los EEUU en los países latinoamericanos. Tal como sucedió en el caso de México, de Cuba, Nicaragua, Guatemala, Panamá indirectamente en Chile y Argentina a través de los dictadores
Como mencionamos antes el trasfondo económico del armamentismo latinoamericano sobre el que se basa la paz negativa, sea la máxima latina “ Si vis pacen, para bellum” ( si quieres la Paz prepárate para la guerra), tal como comprobamos lo siguen haciendo Chile y en parte Perú.
La Paz positiva por el contrario tiene que ver con aplicar el concepto sobre el conflicto enfocado positivamente según lo define la escuela de mediación transformativa de Folger a las relaciones entre los seres humanos, donde el conflicto se concibe en este enfoque como una oportunidad para el crecimiento, a través del cual el razonamiento parte de primero transformar a los individuos involucrados en un potencial conflicto, en personas que aprendan a revalorizarse y reconocerse como seres humanos plenos que se ven con total empatía.
La Paz positiva debe significar en Latinoamérica respeto a la vida e integridad de las personas, igualdad de oportunidades, desarrollo armónico para todos y no solamente para los grupos privilegiados como ha venido sucediendo desde las falsas independencias que se han celebrado o se continuaran celebrando de norte a sur. 
En momentos actuales en los que América Latina enfrenta a los fantasmas galopantes del egoísmo, la exclusión, la discriminación socio económica racial y étnica, la minería irresponsable destructiva de la madre tierra, de la vida y los sueños de millones de habitantes originarios, el machismo enfermizo y su hijo putativo, el feminicidio, la corrupción “justificada” como legal por ciertos partidos políticos que en realidad son organizaciones criminales delictivas, pintadas mercadotécnicamente por fuera como muy bonitos y sonrientes, pero por dentro refugio de delincuentes y asesinos de la peor calaña que viven de empobrecer más a los pueblos firmando “contratos” arreglados con empresas fantasmas y que construyen obras inservibles y/o sobrevaluadas.
Tal es la cantidad de miseria espantosa, contaminación, tugurizacion, desnutrición, índices de adicción elevadísimos de contaminación y criminalidad por doquier, sistemas administrativos y de Justicia colapsados que solo han venido sirviendo para los denominados en Perú “cuellos blancos” y sus familiares enriquecidos vendiendo sentencias  Fenómeno que seguro se reproduce de igual o peor manera en Venezuela, México y Centroamérica lo que ha originado que miles de habitantes huyan de estas tierras dado que la Paz negativa no sirve y solo ha generado más destrucción y conflictos destructivos. Por ello se ha formado aquella caravana de esperanzados que avanza hacia el norte, sorteando mil obstáculos buscando quizás ilusamente la Paz positiva en los EEUU o es la razón que ha hecho salir en estampida amas de tres millones de venezolanos hacia el sur del continente esencialmente buscando las condiciones del desarrollo que se han cerrado en su patria.
Los verdaderos líderes de la Paz latinoamericana en todas las instancias del gobierno y la sociedad, tal como se ha comprendido en Uruguay, una pequeña nación geográficamente hablando, pero que es uno de los pocos ejemplos para la región, deben entender que se ha venido aplicando en sus territorios la frase de Leroi Gourhan, aplicada no contra supuestos adversarios de fuera sino contra su propia gente local: “la guerra es dar caza al hombre”, que para impulsar una real Democracia que tenga como pilar a la Paz verdadera se debe aplicar el pensamiento del gran Maestro Johan Galtung “ Una de las metas de la Paz es la eliminación de la violencia y la otra es la conservación de la dignidad y la integridad de la persona” (3), quizás haya tenido razón el cronista de la conquista Cieza de León al alabar a la cultura del Tahuantinsuyo en su texto “El señorío de los incas” y su justo modelo de desarrollo equitativo que buscaba incluir y no excluir a nadie, pues el nuevo lema que propongo, modificando el dicho de Leroi Gourhan debería ser en Latinoamérica y el mundo “La Paz  es dar amor al hombre”.
Bibliografía usada.
(1) https://lamula.pe/2010/08/30/el-senorio-de-los-incas-de-pedro-cieza-de-leon/castanel/
(2) Informe a la UNESCO  de la comisión internacional del siglo XXI
(3) Rada Barnen, Pontifica Universidad Católica del Perú, Segunda especialidad en proyectos educativos, Guía didáctica  5 “Educación, Paz y civismo”. Lima 1999. p. 20.
Freddy Ortiz Nishihara. Magister en Relaciones Internacionales por la Universidad Andina “Simon Bolivar” sede Quito (Ecuador) Master en Responsabilidad social corporativa por  la Universidad Pontificia de Salamanca (España), Postgraduado en Paz y Resolución de conflictos por la Universidad de Uppsala ( Suecia), Postgraduado en Mediación y Conciliación por la Universidad de Ciencias empresariales de Buenos Aires (Argentina) Abogado por la Universidad Mayor de San Marcos, Lic. en Administración por la Universidad Ricardo Palma ( Lima, Perú), autor de varios textos universitarios.

No hay comentarios:

Revista Conexión Social

Universidad Autónoma de Zacatecas presenta: Panel del Día Internacional de la Paz

Mediación. Temas selectos

Cultura de Paz y Mediación

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey. Por una regia y pacífica solución. Creador/Coordinador: José Benito Pérez Sauceda. Mediación Monterrey desde 2008.

Mediación Monterrey Blogger, Facebook y Twitter

Mediación Monterrey Facebook y Twitter

Mediación Monterrey Facebook y Twitter
Mediación Monterrey Twitter: https://twitter.com/MediacionMty y Mediación Monterrey Facebook: https://www.facebook.com/mediacion.monterrey

Participa en la sección "Opinión"

Mediación -Temas Selectos-

Negociación

Cultura de Paz y Mediación

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda

Métodos Alternos de Solución de Conflictos de José Benito Pérez Sauceda
Métodos Alternos de Solución de Conflictos: Justicia Alternativa y Restaurativa para una Cultura de Paz por José Benito Pérez Sauceda

Mediación Monterrey

Mediación Monterrey